Diario de reflexión docente 11p -evaluar el aprendizaje del mundo real

Nuevamente saludos,

Esta es la reflexión docente sobre el tema de la segunda semana del módulo “Evaluación del estudiante” (que pertenece a la Certificación en Educación Superior)

Nos preguntan cuál podría ser una evaluación auténtica (es decir, una evaluación relacionada con una actividad del mundo laboral real) relacionada con nuestra disciplina. En mi caso, la disciplina es la ingeniería de sistemas, por lo que mi reflexión es la siguiente:

Considero que una evaluación auténtica en mi disciplina siempre debe involucrar a una persona o empresa que sea el “cliente”, quien requiere de una solución expresada como programa o sistema de cómputo.

Un programador debe saber cómo interactuar con sus clientes potenciales y saber cómo identificar las necesidades reales de éste (quien muchas veces no se da cuenta de lo que necesita, sólo tiene una idea de lo que quiere, pero no siempre coinciden ambas cosas).

Esta habilidad social no siempre es considerada en nuestra disciplina, muchas personas creen que un programador sólo debe dominar las herramientas de cómputo y lenguajes de programación para diseñar un buen algoritmo o solución de un problema, pero lo anterior no es suficiente para entregar una solución real y efectiva para el cliente.

Además de la evaluación auténtica, nos piden reflexionar sobre las rúbricas (tablas-guía en donde se especifica detalladamente lo que se quiere obtener al final de cierta actividad, proyecto o examen, y en donde se asigna una calificación dependiendo del nivel que se haya alcanzado del objetivo final)

Yo pienso que las rúbricas deben ir de la mano con las necesidades de cómputo y software del cliente de la evaluación auténtica. Justamente aquí radica el desafío de implementar este tipo de evaluaciones auténticas y rúbricas en mi disciplina, el saber tratar y dialogar con el usuario para extraer la información de lo que necesita en la realidad para resolver su problema de cómputo.

El beneficio de tener una rúbrica es que, una vez desarrolladas las habilidades de comunicación interpersonal y la actitud de servicio del estudiante en el papel de programador profesional, estaremos seguros de que el cliente recibirá algo valioso que le ayudará con la solución de su problema o necesidad.

Hasta aquí llega mi reflexión sobre el tema, si alguno de ustedes tiene alguna duda o comentario, no duden en publicarlo aquí, trataré de responder lo mejor posible.

Gracias por su tiempo y seguimos en contacto.

This entry was posted in Teaching - Docencia and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *